Logo Shell

Se encuentra usted aquí

Carlos Sainz firma un impecable sexto puesto bajo la lluvia en el GP de Brasil

Carlos Sainz firma un impecable sexto puesto bajo la lluvia en el GP de Brasil

 

Carlos Sainz recordará el Gran Premio de Brasil como una de las carreras más difíciles de su vida, pero también una de las más brillantes. El piloto español de la Scuderia Toro Rosso ha igualado su mejor resultado como piloto de Fórmula 1 al terminar en la sexta posición, después de partir desde la decimoquinta y en una carrera disputada íntegramente bajo la lluvia, plagada de períodos de Safety e incluso banderas rojas.

La lluvia ha empezado a arreciar esta madrugada y, en el momento de iniciar el Gran Premio, la pista estaba completamente empapada. Ha salido con neumáticos de lluvia extrema y ha empezado a recuperar posiciones desde la vuelta 10, cuando algunos de sus rivales han pasado por boxes para montar neumáticos intermedios. Carlos ha tenido la oportunidad de hacerlo, pero no ha considerado que la pista estuviese lista para ese cambio todavía, por lo que ha escalado vuelta a vuelta, para colocarse séptimo en la vuelta 14, cuando el coche de seguridad ha hecho su aparición tras un accidente de Marcus Ericsson.

La pista se encontraba en una situación crítica, y Kimi Räikkönen ha sucumbido con un incidente en la propia recta de meta, que ha aupado a Carlos al sexto lugar, que se ha convertido en quinto cuando Nico Hülkenberg ha pasado por boxes con un pinchazo. En todo momento, el piloto de Toro Rosso ha mantenido un ritmo muy similar al de los coches de cabeza de carrera, pese al enorme déficit de su montura frente a los coches punteros.

Otros pilotos han elegido cambiar de estrategia en algún momento de la carrera, mientras que Carlos sólo ha aprovechado para cambiar neumáticos en las interrupciones por bandera roja que ha decretado dirección de carrera cuando ha considerado que la pista estaba impracticable. De este modo, con la sangre fría de no cometer un solo error, Carlos ha escalado hasta la cuarta posición en el último período con Safety Car de la carrera.

Se trataba de una posición completamente extraordinaria e impropia para un Toro Rosso. Detrás de él, acechaba el Ferrari del tetracampeón Sebastian Vettel, que venía en tromba tras una larga remontada. Y más atrás ha llegado Max Verstappen y su Red Bull con neumáticos nuevos. La evidente superioridad del coche y el estado del neumático del holandés han desaconsejado a Carlos siquiera pelear por la posición, y ha caído hasta la quinta plaza a falta de cuatro vueltas para el final. Entonces ha tratado de contener a Vettel, pero sin olvidar que el alemán estaba a los mandos de un Ferrari que, finalmente, y en la penúltima vuelta de la carrera, ha logrado superar al joven español de Toro Rosso.

 

br0_8575.jpg

 

La carrera de Carlos ha sido espectacular, sobre todo por haber sido capaz de pelear contra coches que ayer habían sido casi dos segundos más rápidos que él cuando la pista estaba seca, y también por no haber cometido un solo error en las 71 vueltas disputadas sobre un circuito complicadísimo por la cantidad de agua acumulada.

El piloto madrileño ha logrado el segundo mejor resultado para un Toro Rosso en el GP de Brasil en sus 11 temporadas de trayectoria en F1, y ha igualado su mejor marca personal en carrera, aunque con una remontada mayor que en los otros dos casos en los que terminó sexto –España y Estados Unidos de esta misma temporada–.

Al bajarse del coche, Carlos estaba exultante por la carrera realizada:

"Estoy súper contento. La lluvia llegó, era lo que necesitábamos y aprovechamos la oportunidad. Hoy era muy difícil hacer un sexto. He intentado toda la carrera seguir a Checo, creo que los dos llevábamos un ritmo muy similar y, al final, con los extremos súper usados, había una gran cantidad de agua y los que venían con gomas nuevas como Verstappen nos han adelantado. Muy contento, otro sexto que no nos esperábamos, así que no se puede estar más feliz".

"Hemos aguantado bien a coches que en seco nos sacan dos segundos por vuelta. De acuerdo, en mojado quizá se reduzca un poco esa ventaja, pero más de un segundo por vuelta nos lo sacan en cualquier situación porque es así la ley de la Fórmula 1. Por tanto, aguantarles así con un neumático muy usado me hace realmente feliz".

Carlos ha leído bien las condiciones del asfalto: "La pista siempre ha estado para neumáticos de lluvia extrema. Era demasiado arriesgado poner los intermedios. Le he pedido al equipo que no me hicieran entrar y ha funcionado. Sexto, buena estrategia. No he hecho pit-stops y ha sido una carrera libre de errores".

 

cxldl_nw8aayyfh.jpg-large.jpg

 

"Es de las carreras más difíciles que he hecho en mi vida. Desde casa no se aprecia lo difícil que es llevar casi 900 caballos sin poder ir a fondo en séptima, casi a 300 por hora y, de repente, perder el control del coche en medio de una recta. Y no hablemos de la visibilidad. Por ejemplo, cuando Kimi Räikkönen ha hecho el trompo, yo iba por la parte interior de la pista y me lo he encontrado: ¡he visto un coche rojo diez metros delante de mí! Lo justo para esquivarlo y no tener un accidente. Dije que, si llovía, podíamos optar a algo. En seco era imposible hacer esto, pero con lluvia se podía soñar. Acabar la carrera ya es un éxito", ha asegurado.

Sobre la dinámica de la carrera y el respeto que los pilotos sienten en condiciones tan delicadas como las de hoy, ha explicado: "Estoy seguro de que a Hamilton, sin nadie delante, le apetecía correr, pero al que iba undécimo o duodécimo, sin ver nada y con la posibilidad de encontrarte un coche de frente, pues no le haría mucha gracia. Yo creo que el problema era que cuantas más vueltas dábamos con el coche de seguridad, más agua había en el circuito. Creo que era correr o no correr, pero tantas vueltas detrás del Safety Car era peor para el circuito, pero al final no ha pasado nada, así que no se ha debido hacer muy mal", ha explicado el madrileño sobre la labor del director de carrera.

En el balance final, Carlos no se ha olvidado de su equipo: "En primer lugar, quería correr en lluvia porque en estas condiciones he sido fuerte desde el kárting. Y lo segundo ha sido tomar las decisiones adecuadas. Quedarnos con extrema en todo momento, esperar a que las condiciones empeoraran. Felicidades al equipo, porque han coincidido conmigo en esas decisiones. Todos hemos hecho un gran trabajo hoy", ha terminado.

Carlos ocupa ahora la decimosegunda posición en el Mundial, con 46 puntos. Esto supone el 73% de los puntos obtenidos por Toro Rosso esta temporada. Última pausa ahora antes del epílogo del Mundial, el Gran Premio de Abu Dhabi que decidirá el campeón y despedirá una temporada 2016 inolvidable para Carlos Sainz. Será los próximos días 25, 26 y 27 de noviembre, y lo seguiremos desde www.carlosainz.es

Puedes acceder al contenido original en el siguiente enlace.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Horarios
Sesiones adultos
L a J de 18:00 h a a 23:00 h
V de 18:00 h a 24:00 h
S de 11:00 h a 24:00 h
D de 11:00 h a 23:00 h
Sesiones Junior
L a V de 18:00 h a  20:00 h
S, D y festivos de 11:00 h  a 17:00 h
Patrocinador Principal
Otros Patrocinadores
CARLOS SAINZ CENTER LAS ROZAS
Calle Bruselas, 3
Parque Empresarial Európolis
28232 Las Rozas (Madrid) Madrid
902170190 / 916407474
CARLOS SAINZ CENTER MADRID
Calle Sepúlveda, 3
Centro Comercial La Ermita
28011 Madrid (Madrid) Madrid
902170190 / 916407474