Amistad en el trabajo: un valor de negocio para las empresas

 

En el mundo globalizado en el que vivimos donde la individualidad es la tónica general hay que construir puentes para conectar a las personas y a los equipos. Desde el papel del ejecutivo se hace imprescindible habilitar lugares de encuentro para los empleados fuera de sus “cubículos departamentales” para que se relacionen y generar comunicación interdepartamental y relaciones de confianza. La amistad en el trabajo es un concepto cada día más valorado en las empresas, pero... ¿es posible que exista?

Las empresas, hoy en día, están divididas en departamentos que trabajan como islas no conectadas, pero crear lazos afectivos y efectivos entre esas islas puede resultar muy provechoso para las organizaciones ¿Lo sabías? No es algo nuevo: el conocido como team building, es decir la mejora de las relaciones entre los miembros de un equipos, está ya muy asimilado por las compañías. Fomentarlo, en ocasiones, no es sencillo. Según un estudio de Page Personnel sobre las razones para cambiar de trabajo, el clima laboral se encuentra en segundo lugar. Para las empresas, la pérdida de capital humano puede ser el principio del fin.

El 63% de los encuestados cree que trabajar con amigos mejora el clima laboral, mientras que el 32% piensa que no influye en este aspecto, son algunas de las conclusiones de una encuesta de Adecco Argentina sobre la amistad en el trabajo. En ella, el 58% de los encuestados dice que cuenta con amigos en su espacio trabajo y el 71% tiende a formar nuevos grupos de amigos a partir de la buena relación que comparte con sus compañeros. Pasamos mucho tiempo en el trabajo, y un correcto trato entre los compañeros es la situación exigible y deseable. La organización, como tal, tiene en su mano dificultar o facilitar esa buena sintonía. 

El clima laboral, a pesar de ser un factor difícil de cuantificar, es determinante para el éxito de las empresas. Existe una relación muy estrecha entre productividad y rendimiento, y el buen clima laboral en la empresa. Las actividades de Team Building están diseñadas específicamente para ayudar a los trabajadores de una empresa a trabajar en equipo, sentirse unidos y progresar juntos a nivel laboral. Está demostrado que las actividades centradas en deportes estimulan la competitividad.

Estudios de la Purdue University, en Indiana, demuestran que los equipos que funcionan mejor no son los que son más inteligentes colectivamente ni los que tienen “superestrellas” entre sus miembros, sino aquellos equipos que conectan mejor a nivel emocional entre ellos, que tienen empatía y que se ayudan. “Cuántas más conexiones se tengan y cuánto más diferentes sean los perfiles con los que nos relacionamos más aumentan las posibilidades de aprender y conocer enfoques de negocio diferentes al propio y, por tanto, de poder prosperar”, estima Robert-Ribes, fundador de Connecting Perspectives, autor de varios textos sobre Networking y uno de los impulsores del concepto bridge building.

 

captura_de_pantalla_2016-02-01_a_las_13.58.59.png

 

"Saber acerca de situaciones esenciales de lo que le pasa a los compañeros, puede permitir entender alguna actitud inesperada, alguna llegada tarde, o una expresión impensada, que seguramente si sabemos que el momento que está pasando no es bueno, ayudará al resto a no ser prejuiciosos y poder desarrollar un espíritu colaborativo"