Carlos Sainz termina noveno un electrizante GP China 2016

 

Carlos Sainz ha terminado noveno el Gran Premio de China de Fórmula 1, una carrera repleta de adelantamientos y cambios de posición para el piloto de la Scuderia Toro Rosso, que se marcha del gigante asiático con dos puntos y buenas sensaciones, aunque las circunstancias no le han ayudado a maximizar su resultado.

Carlos ha arrancado desde la octava posición, pero en una brillante salida ha llegado a la primera curva enlazada en el cuarto lugar, después de sortear los accidentes que se han producido en las primeras posiciones. Al final de la primera vuelta era sexto y, a partir de aquí, ha estabilizado su ritmo de carrera.

La estrategia del madrileño se ha visto comprometida, sin embargo, por la aparición del coche de seguridad en la vuelta 4, como consecuencia de un pinchazo del Red Bull de Daniel Ricciardo. La actividad se ha concentrado en boxes, donde los coches equipados con neumáticos superblandos han pasado por el pitlane para quitárselos de encima. Carlos era uno de ellos, y los ha reemplazado por un juego de blandos, aunque la operación ha comportado una sustancial –e inevitable– pérdida de posiciones respecto a quienes ya los llevaban puestos desde la salida.

 

Carlos Sainz firmando autógrafos en China

 

Además, cuando entraba al pitlane se ha encontrado con el Force India de Nico Hülkenberg, que le ha obstaculizado en el carril de boxes mientras su equipo cambiaba los neumáticos de Pérez. El alemán ha sido penalizado, pero Carlos ha perdido segundos importantes en esa fase de la carrera. Ha salido del pitlane en la undécima posición, justo por delante de Sebastian Vettel. A partir de ahí, el de Toro Rosso ha completado 15 vueltas en la zona de puntos, antes de hacer un nuevo alto en el camino y calzar otro juego de Pirelli amarillos, los blandos. Con ellos ha llegado a alcanzar la quinta posición, por delante de Lewis Hamilton o Kimi Räikkönen.

Según estaba previsto, en su cuarto y último stint, el equipo le ha montado la opción más conservadora de Pirelli en este Gran Premio, el P-Zero medio. Por detrás, su compañero Max Verstappen ha seguido una estrategia ligeramente distinta y ha recibido los blandos en ese momento, de modo que Carlos le ha facilitado el paso por la inevitable ventaja prestacional de Max. El madrileño ha exprimido el STR11 hasta el final, para superar en pista a Sergio Pérez y Valtteri Bottas; a éste último en la vuelta final y tras una emocionante pelea. Así pues, noveno puesto para Carlos, que ya suma cuatro puntos en las tres primeras carreras del Mundial.

Las circunstancias no han sido favorables esta vez para el español, que no ha podido convertir una de sus actuaciones más sólidas desde su llegada a la Fórmula 1 en un botín de puntos aún mayor. Sin embargo, prima la satisfacción por el ritmo demostrado en los momentos clave, como ha explicado él mismo al bajarse del STR11:

"Estoy contento con lo que he hecho, aunque no hemos recibido la recompensa que merecíamos. Ha habido muchos adelantamientos… habré hecho millones de adelantamientos con los distintos neumáticos, porque así son las carreras a tres paradas. Es cierto que el balance del fin de semana no es óptimo, pero sí bueno. La carrera ha sido emocionante, muy movida desde la primera vuelta. Ha pasado de todo. Con tantas paradas y accidentes, en ningún momento sabía en qué posición estaba. Al final, los neumáticos medios han durado más de lo que esperábamos, así que no ha estado mal", ha dicho.

Carlos también ha hablado sobre la extraña maniobra de Nico Hülkenberg en el carril de entrada a boxes, que le ha hecho perder mucho tiempo y, sobre todo, ha generado una situación de peligro: "