¿Cuál es la diferencia entre un grupo y un equipo de trabajo?

Dentro de una empresa es necesario agrupar a los trabajadores de forma eficaz para conseguir los objetivos deseados. Muchas veces confundimos los términos “grupo de trabajo” y “equipo de trabajo” y los usamos como sinónimos cuando no lo son. Descubre las diferencias entre los dos conceptos y decide qué forma de organización es la mejor para tu compañía.

 

 

¿Cuál es la diferencia entre grupo y equipo de trabajo? En muchos entornos laborales esta distinción no está clara, y se usan los dos términos al mismo tiempo para referirse a cualquier conjunto de empleados que trabajan juntos. No obstante, grupo y equipo significan dos cosas muy diferentes dentro de una empresa, en concreto dos formas de organización con dinámicas propias, y conocer las diferencias entre un concepto y otro nos ayudará a descubrir qué necesitamos en nuestra compañía para ser más eficaces y trabajar en las mejores condiciones.

 

Un grupo de trabajo es un conjunto de personas que desarrollan tareas similares dentro de una organización. Tienen en común que todos los miembros trabajan en el mismo campo y desarrollan sus obligaciones de forma individual. Suele haber un único jefe al mando de todo el grupo y la jerarquía es muy clara. Como hemos dicho, a pesar de trabajar en la misma área cada miembro del grupo es autónomo y desarrolla su trabajo individualmente, sin depender directamente del resto. Es posible que dentro de un grupo haya resultados irregulares porque algunos cumplan con sus objetivos y otros no, sin que unos afecten a otros pero sí a la consideración del grupo en general.

Los equipos de trabajo se organizan de manera distinta. Dentro de un equipo de trabajo los miembros tienen diferentes habilidades y trabajan de forma interdependiente para conseguir un objetivo común. No pueden trabajar de forma individual porque sus tareas están íntimamente ligadas con las de sus compañeros, y se ven obligados a comunicarse entre ellos continuamente. Las jerarquías son mucho menores ya que, aunque puede que exista un coordinador, cada miembro del equipo es el experto en su área y se relaciona con los demás de igual a igual para avanzar en el trabajo. El resultado del equipo se valora globalmente, no por cada miembro, porque todos contribuyen a un único fin.

 

Las diferencias entre el grupo y el equipo de trabajo son notables. Respecto al liderazgo, en el grupo es individual y en el equipo es compartido. La cohesión es mucho más importante en el equipo que en el grupo, pues un grupo de trabajo puede permitirse el lujo de que sus miembros trabajen independientemente, pero el equipo necesita de una coordinación constante entre todos los implicados. Normalmente los objetivos de un grupo están alineados con la misión general de la empresa, mientras que un equipo puede formarse dentro de una compañía para atender objetivos específicos y nuevos. Ya sea en equipo o en grupo, puedes usar las salas de eventos de Carlos Sainz en Madrid y Las Rozas para reuniones de trabajo, conferencias, actividades de team building y mucho más.

Formar un buen equipo de trabajo es una tarea costosa que requiere de mucha intuición. ¿Qué tipo de personas debe tener un equipo para funcionar correctamente? No es una ciencia exacta, pero hay determinados perfiles que pueden contribuir al éxito del trabajo en equipo. En Forbes destacan algunos de ellos, ¡los necesitas en tu equipo!:

  • Observador. Una persona que tal vez pasa desapercibida pero aporta su capacidad crítica y audacia.  

  • Perfeccionista. Se exige mucho a sí mismo y no se conforma hasta que entrega un trabajo impecable.

  • Creativo. Lleno de ideas y propuestas, encuentra nuevas formas de dar solución a los problemas.

  • Mediador. Una persona preocupada por el bienestar del grupo, que se dedica a limar asperezas cuando se encuentra con un conflicto.

  • Investigador. Se emociona ante nuevos proyectos, especialmente al inicio, e investiga y se sumerge en nuevas materias con mucha motivación.

  • Impulsor. Similar al líder, es un perfil dinámico y lleno de energía que se compromete mucho con cada proyecto.

  • Evaluador. Analiza y evalúa las decisiones del grupo y propone mejoras para seguir creciendo.

  • Especialista. El perfil más teórico y con conocimientos muy especializados sobre el tema en el que se trabaja.

 

Una vez tenemos claro qué es el equipo de trabajo y qué es el grupo, cada compañía tiene que valorar cuál es la mejor forma de organización para ellos. Lo más común en empresas de tamaño medio o grande es combinar equipos y grupos según tareas y objetivos. La gestión de equipos es muy compleja pero hay habilidades que no pueden faltar: la motivación, por ejemplo, para saber levantar a tu equipo en momentos de bloqueo y frustración. Puedes aprender a incentivar a tus empleados o recurrir al team building para darles un refuerzo positivo. La empatía también será necesaria para ponerte en la piel de tus compañeros y entender a la perfección sus necesidades. Ser una persona con habilidades comunicativas, clara y transparente, te ahorrará muchas confusiones en tu día a día y saber trabajar bajo presión te permitirá tomar las mejores decisiones con la cabeza fría en momentos de tensión, y saber guiar con ellas a tu equipo.

 

Suscríbete a nuestro newsletter
Post recomendados
Eventos
31.12.2018

Tendencias en marketing de eventos para 2019

2019 se presenta como un año lleno de retos e innovaciones en el ámbito del marketing de eventos. El objetivo sigue siendo el mismo: ofrecer...
Leer más
Eventos
26.12.2018

Karting: tu mejor opción para una actividad de Team Building

En todos los equipos de trabajo llega un momento en el que necesitas un poco de ocio para unir a los compañeros y desconectar de la rutina. Diversión...
Leer más
Eventos
19.12.2018

¿Sabes qué es el marketing de eventos?

El marketing de eventos es una estrategia basada en buscar la identificación con la marca a través de experiencias memorables. Conseguir...
Leer más
Eventos
17.12.2018

6 actividades de Team Building para tu evento de empresa

El team building es una forma de crear lazos entre los miembros de un equipo de forma original y divertida, mediante juegos, competiciones y actividades...
Leer más